Arquitectura gótica

Contexto general

El gótico supone, entre otras muchas cosas, un cambio radical en la manera de construir .El estilo gótico abarca un periodo que se extiende desde la mitad del siglo XII hasta casi el XVI (unos 400 años). Su extensión y duración depende de áreas y países. En Italia se abandona en el siglo XV, en España y Francia se mantiene hasta el XVI (mientras Miguel Ángel realiza la Capilla Sixtina, en Burgos todavía se está construyendo la catedral).
El arte se va volviendo más profano en cuanto a temas y personajes. Aparecen mecenas no religiosos, el retrato se desarrolla (monarcas y clases medias), se lleva a cabo un creciente estudio de la naturaleza.

El término “gótico” se le aplicó en el Renacimiento con carácter peyorativo, como arte opuesto a lo clásico. Hasta el siglo XIX no recupera la consideración que merece fascinando a un buen número de personajes del siglo XIX como Viollet le Duc e inspiraran el nacimiento del neogótico.
Origen:
El origen es incierto pero muchos autores admiten que apareció en Normandía y en la Borgoña a causa de la evolución de las bóvedas de crucería del románico.
En cualquier caso las primeras catedrales góticas aparecieron a mediados del Siglo XII en la llamada isla de Francia, en torno a París.

Contexto histórico
El gótico nace en el seno de una sociedad urbana y burguesa, en un momento de recuperación y despegue económico que vive Europa favorecido por:
- Extensión de la zona cristiana hacia el este (recuperación de tierra Santa) y hacia el sur (Reconquista española)
- Roturación de nuevas tierras e introducción de nuevas técnicas que mejoran la producción agrícola.
- Desarrollo del comercio (a partir del siglo XIII) que se manifiesta en un crecimiento del nivel de vida, el desarrollo de las ciudades y el crecimiento demográfico.
Aparecen las figuras del mercader que amasando grandes fortunas se convierten en mecenas del arte imitando a la nobleza, la del prestamista y la del cambista. Se inicia el comercio de obras de arte y la difusión de estilos a través de ferias y mercados.
Desde el punto de vista social:
- Fuerte crecimiento demográfico, especialmente en las áreas urbanas (bache en el siglo XIV por la peste negra, la guerra de los 100 años y las revueltas campesinas)
- El desarrollo de los gremios, que regulan todas las actividades, incluida la artística.
- La humanización del caballero cristiano, personaje que había aparecido en el siglo X. Debe ser fiel, proteger a su señor, luchar a favor de los pobres, viudas, huérfanos, perseguir herejes. Tema que transcenderá al renacimiento.
Desde el punto de vista político:
- Progresivo afianzamiento de las monarquías ante el poder feudal (basándose en le ejército y la administración). Se camina hacia la monarquía autoritaria.
- Paralelamente se produce el ascenso de una clase media cada vez más potente, y la decadencia de la nobleza (que basaba su riqueza en la tierra y que poco a poco va siendo marginada del poder)
Desde el punto de vista cultural.
El saber, hasta ahora recluido en los monasterios, se traslada ahora a la ciudad, donde se crean las universidades. En las universidades se estudia a Aristóteles, en cuya filosofía prima la sensación. Así el conocimiento es el resultado del desarrollo de la observación. En el siglo XIII aparece la figura de Francisco de Asís, con su amor místico por la naturaleza, admitiendo así el mundo de las realidades físicas y concretas. Propugna un acercamiento al hombre y a la naturaleza, todas son criaturas de dios.
En esta nueva etapa artística el cuerpo no es miserable soporte del alma, sino maravilla de dios. Se puede acceder a dios a través de su obra, todas sus manifestaciones (hombres, animales, árboles)nos pueden hacer sentir la presencia de dios. A dios se le puede representar a través de sus obras, de ahí que se opte por un realismo en el que todos los objetos tienen valor.
Artistas y clientes:
Los principales clientes del momento van a ser reyes, obispos y burgueses urbanos. Los reyes subvencionan obras poniendo de manifiesto su poder; los obispos hacen uso de donaciones para erigir los templos urbanos, las catedrales, y los burgueses entregaran parte de sus beneficios para la elevación de la catedral, símbolo de esplendor de la ciudad y a la vez estas donaciones servirán para “limpiar “su conciencia por sus beneficios.
Se siguen manteniendo en el anonimato numerosos artistas

La arquitectura gótica

Características generales de la arquitectura gótica

1. Esplendor formal: el arte gótico trata de acumular toda la belleza del mundo natural para elevarnos, a través del virtuosismo formal, hacia la belleza divina.

2. Búsqueda de la proporción y armonía que hace que se tome como módulo el cuadrado.

3. Impulso en altura. Traducido en:

- Verticalidad: Sentido ascensional favorecido por la estructura arquitectónica.

- Predominio del vano sobre el muro.

- Ligereza. Abandono de lo macizo.

- luminosidad. Predominio de ventanales que permiten la entrada de luz.

-Espiritualidad. Creación de un nuevo espacio irreal que acerque a la divinidad.

4. Estructura diáfana. El exterior refleja el interior tanto en lo que se refiere a la planta (naves) como en lo que atañe al alzado( tres niveles).

5. Como en el románico existe una variedad geográfica.


Elementos arquitectónicos principales:

  1. La utilización del arco apuntado es uno de los principales logros constructivos que permiten erigir edificios más elevados, disminuyendo el empuje lateral, y además ayudan a acentuar ópticamente la sensación de esbeltez que se pretende crear en el edificio gótico. Este tipo de arco había sido utilizado ya en la arquitectura románica de Borgoña y de Provenza, así como en la arquitectura cisterciense. A lo largo del desarrollo del estilo gótico se utilizan otros arcos como el conopial, escarzano, carpanel, mixtilíneo.

2. Bóveda de crucería es otra de las piezas fundamentales de la arquitectura gótica. La bóveda de crucería está formada por el cruce de dos arcos apuntados. Inventada a principios del siglo XII, conforman una estructura resistente sobre la que se colocan los ligeros plementos o elementos de relleno que configuran la bóveda (resultan así estructuras sumamente ligeras, llegando, los plementos, a tener espesores de hasta diez centímetros y ser construidos con piedras blandas que pesaban menos y se labraban mejor, reduciendo coste y tiempo en la ejecución de la obra). Con ellas, en definitiva, se podían concentrar los empujes y posteriormente apearlos por medio de los elementos sustentantes, que podían ser los pilares o columnas. Como consecuencia, los gruesos muros de la arquitectura románica pudieron ser reemplazados por ligeros cerramientos con ventanales que permitieron la aparición de la vidriera y facilitaron que el edificio alcanzase alturas insospechadas. La más sencilla es la bóveda cuatripartita pero poco a poco se van enriqueciendo su traza: bóveda sexpartita, bóveda de terceletes y bóvedas estrelladas en una simbiosis entre la necesidad funcional y el gusto estético.


3. El muro pierde importancia frente al vano, cuyas dimensiones aumentan considerablemente. Este incremento del tamaño del vano obedece al decisivo protagonismo que adquiere la luz dentro del espacio sagrado. Estos vanos van decorados con tracería calada o con vidrieras que resultan un elemento fundamental en el gótico, ya no tanto para dar luz como para crear un espacio simbólico. Para aumentar el movimiento ascendente del vano y del conjunto se suelen completar ventanas y puertas con una moldura angular: el gablete.


4. Como elemento sustentante se emplean gruesos pilares Adquieren un gran desarrollo en el gótico porque se van adosando a ellos pequeñas columnas a medida que se multiplican los nervios de la bóveda llegando a convertirse en pequeños haces de columnas (baquetones).Al principio estas columnas tienen un pequeño capitel y una basa propias pero llegan a desaparecer formando un solo capitel corrido como si fuera una cinta decorada que da vuelta a todo el pilar.
En lo que se refiere al alzado interior de los edificios religiosos, fundamentalmente las grandes catedrales, hay que señalar que, en un primer momento, seguirá apareciendo la tribuna, que más tarde se irá modificando, para finalmente desaparecer por completo y ser sustituida por una estrecha galería de servicio llamada triforio. Se configura así una estructura interna formada por las arcadas inferiores, el triforio, cegado o abierto al exterior, y el claristorio, cada vez más importante, donde se localizan las grandes vidrieras.

5. Todo este complejo sistema constructivo debía estar necesariamente reforzado en el exterior con contrafuertes, en los que descansan los arbotantes. Estos son arcos de piedra que arrancan en el exterior del edificio, transmitiendo el empuje de la bóveda de crucería al contrafuerte exterior cumpliendo además la función de ser canales por donde bajan las aguas del tejado. Sobre los contrafuertes aparecen los pináculos. Algunos historiadores consideraron durante cierto tiempo que los pináculos tenían una simple función decorativa, pero hoy podemos afirmar que su función es la de ejercer una fuerza vertical que neutralice los empujes laterales transmitidos por los arbotantes a los contrafuertes. De cualquier forma, la profusión de contrafuertes con sus pináculos contribuyen a la decoración exterior del edificio y dan ese aire ascendente propio del estilo gótico. Las gárgolas también tenían una función muy clara, ya que servían para eliminar el agua evitando que esta pudiese deteriorar las cubiertas. Las gárgolas toman formas fantásticas



El edificio gótico es estilizado y de gran altura, invitando al creyente a elevar su mirada al cielo. Esta tendencia a la verticalidad irá creciendo a medida que pase el tiempo y exista un mayor dominio de las técnicas constructivas. Por ello, las primeras catedrales, más pesadas y horizontales, darán paso a edificios más esbeltos y livianos. I


La catedral gótica

La planta:

Presenta una planta de cruz latina con tres o cinco naves, siendo la central, como en el románico, de mayor anchura y altura que las laterales abriendo ventanales para la iluminación. Ábsdide amplio con capillas radiales, ahora poligonales, con doble girola en algunos casos.
El crucero se aleja a veces de la cabecera, situándose en el centro de la iglesia. Las naves terminan en la parte occidental en una fachada monumental, flanqueada por dos torres.




Alzado:
- Nivel inferior constituido por las arquerías de separación de las naves laterales (arcos formeros)
- Siguiente nivel formado por el triforio que puede ser ciego o abierto mediante vidrieras al exterior y arquerías al interior. Se suprime la tribuna del románico, esta solo aparece en las catedrales de la segunda mitad del siglo XII, desapareciendo posteriormente.
-


Triforio: se practica en el grueso del muro de la nave central, a diferencia de la tribuna románica de igual anchura que la nave lateral. Constituye un estrecho pasillo de circulación

Un tercer nivel es el de los ventanales que rasgan el muro, también llamado claristorio. Los vidrios de colores otorgan con el paso de la luz, un significado especial a la arquitectura, creando un espacio espiritual.


Fachada:
Su esquema deriva del románico. Aparece flanqueada por dos torres coronadas, a veces, por agujas o chapiteles.
Presenta una puerta por cada una de las naves, generalmente tres, con abocinamiento, tímpano y en ocasiones parteluz.
Sobre la puerta hay un rosetón (vano circular que suele estar calado y decorado con vidrieras).
Su decoración cada vez es más abundante y recargada, donde se añaden a los volúmenes arquitectónicos motivos ornamentales: pináculos, gárgolas, gabletes…a lo que hay que sumar la escultura monumental.


Significado de la catedral gótica
La diferencia con las [Escriba una cita del documento o del resumen de un punto interesante. Puede situar el cuadro de texto en cualquier lugar del documento. Utilice la ficha Herramientas de cuadro de texto para cambiar el formato del cuadro de texto de la cita.]
anteriores iglesias románicas no está en lo que significa sino en cómo se representa.
La iglesia material representa a la espiritual; es una imagen del cielo. El maestro constructor intentaba representar la magnificencia de la ciudad de Dios sobre la tierra, de la Jerusalén celeste que ha descendido del cielo, constituyendo la morada de Dios entre los hombres.
La medida, proporción y luz son fundamentales en la catedral gótica; la luz no natural sino coloreada por las vidrieras simboliza la luz de Dios que ilumina a los fieles.


Arquitectura civil: La arquitectura civil

Como ya hemos comentado, el desarrollo comercial y artesano significó un aumento del crecimiento urbano y del peso de la ciudad que creó nuevas necesidades y amplió otras. Estas nuevas necesidades provocaron la aparición de una arquitectura civil funcional que se convertía, al tiempo, en imagen representativa y simbólica de los burgos.
La arquitectura civil se caracteriza por la diversidad de edificios y tipologías.
Entre los de carácter representativo convendría señalar los ayuntamientos, suelen ser edificios sencillos cada vez más decorados (Flandes, Italia). En ellos destaca la sala del concejo y, en ocasiones aúnan las funciones mercantiles (mercado, almacén y negociado mercantil), jurídicas y administrativas. Los mercados y las lonjas tienen su origen en las loggia italianas, pórticos donde se llevaban a cabo las transacciones comerciales y que fueron sustituidos por edificios con grandes salones. De las lonjas, podemos destacar las de la Corona de Aragón (Palma, Valencia, Barcelona).


Las viviendas urbanas son edificios rectangulares organizados alrededor de un patio central desde donde se accede al primer piso. Otras construcciones de carácter civil son las puertas y murallas, de carácter defensivo, las atarazanas (grandes salas longitudinales para la construcción y reparación de barcos) y los hospitales, estos, con une esquema heredado del monasterio, están constituidos por una sala rectangular con cubierta de madera y por un altar o capilla al fondo, para que los enfermos puedan asistir a las ceremonias religiosas.



Diversidad geográfica:
En Francia podemos señalar cuatro periodos:
  • El protogótico, en la segunda mitad del Siglo XII, con alzado interior de cuatro pisos y bóveda de crucería sexpartita:Notre Dame de París.
  • El gótico clásico en la primera mitad del XIII: Reims, Chartres, Amiens , con todas las características anteriormente comentadas.
  • El Gótico radiante en la segunda mitad del XIII y XIV con una mayor ligereza y luminosidad, el triforio se suprime y el interior se articula en dos niveles: arquerías y ventanales: Santa Chapelle de París
  • Y, por último, el gótico flamígero con estructuras cada vez más sencillas y una decoración más complicada.

En Alemania se introduce en el siglo XIII. Destacan las catedrales de Colonia y Friburgo. Su característica más notable son sus finas y elevadas torres. Destaca igualmente la arquitectura civil.

En Inglaterra destaca la presencia de dos transeptos, las cabeceras planas, la gran extensión longitudinal y las masas geométricas macizas.
Al exterior las fachadas se extienden en sentido horizontal con varios frisos, creando una compartimentación geométrica llamadas fachada-pantalla.
external image clip_image023.jpg
external image clip_image025.gif