ESCULTURA ESPAÑOLA DEL SIGLO XVII


Mientras el Estado y la nobleza vivían tiempos de decadencia, los monasterios, parroquias y cofradías gozaban de una situación económica holgada que les permitió convertirse en los principales mecenas de obras escultoricas de la época.

La escultura barroca española se caracteriza por el realismo, su temática religiosa y el empleo de la madera policromada, mientras que en Italia y en casi todos los demás países se hallaba la escultura en decadencia. Por su creatividad hay cuatro focos artísticos que merecen ser destacados: Valladolid, Sevilla, Granada y Madrid.

La escuela española se divide en dos secciones principales, denominadas por la región en que florecieron sus artistas:

-La escuela castellana de la que fueron sus precursores Gaspar Becerra y Esteban Jordan. Debe considerarse como su mayor representante el gallego Gregorio Fernández que se distinguió por su delicado sentimiento religioso y su esmero en el estudio natural sin proponerse la imitación de otros artistas. Su obra más importante el Cristo Yacente ya que por primera vez, Jesucristo no aparece relacionado de forma directa con la cruz, sus verdugos, su madre u otros personajes.

-La escuela andaluza, la cual se compone de dos grupos de insignes maestros:
-El grupo sevillano, al que pertenece Juan Martínez Montañés (el Fidias sevillano) una de sus obras es la Inmaculada
-El grupo granadino, formado por: Alonso Cano, escultor más relevante de Granada al que se le adjudica la Inmaculada del facistol; Pedro de Mena, que creó un arquetipo de imagen que fue reproducido hasta la saciedad, su obra más importante la Magdalena penitente; y Manuel Pereira el escultor más importante de Madrid con un estilo sereno y elegante y sus figuras esbeltas y llenas de sentimiento místico su obra mas importante la estatua de San Bruno.




NO HAY PEQUEÑO COMENTARIO DE LAS PRINCIPALES OBRAS Y EL CONTEXTO ES MUY ESCUETO...

ESCULTURA BARROCA ITALIANA


El barroco es el estilo que se gesta a finales del XVI y se extiende hasta el XVIII. Nace en Italia y desde allí se expande por toda Europa. Se trata de un estilo complejo fruto de una época de crisis. Es un arte brillante, ostentoso, con él se expresa el poder de los grandes monarcas, la fluyente riqueza de los Estados y la próspera situación del catolicismo. La variedad de situaciones socioeconómicas, políticas y religiosas originan la existencia de barrocos "distintos": un barroco cortesano y católico, instrumento de propaganda de la Iglesia y del Estado absoluto (Italia, Francia, España), y otro barroco burgués y protestante (Inglaterra y Holanda).Pese a estas grandes diferencias existen impulsos estéticos comunes, fruto de la sensibilidad de la época, que menosprecia las reglas y tiende a lo emotivo y desbordante. Es un estilo que refleja el estado de ánimo del hombre del momento, pesimista, desengañado, realista, con conciencia de sus imperfecciones.

El autor más importante de esta época es BERNINI quien rompe con la escultura del renacimiento y con la sombra de Miguel Ángel. Bernini es el creador del movimiento humano en la escultura, pero no un movimiento en sí mismo, sino capaz de crear sentimientos y demostrar expresiones. En su primera fase estilística, Bernini demuestra un interés y un respeto absoluto por la escultura helenística, en obras que imitaban a la perfección el estilo antiguo. Sus obras más importantes:

-David: Es la viva expresión de la energía y el movimiento, y comparable en hermosura al David de Miguel Ángel, al que supera en vivacidad pero pierde el intimismo. En ella quiere mostrarnos el espíritu combativo del barroco. El cuerpo se llena de energía y movimiento, pero es sobre todo en su rostro donde mejor se aprecia la energía del momento, con mirada violenta, mordiéndose el labio superior, los ojos fruncidos, la barbilla en tensión.
-Dafne y Apolo: Es una obra en la que vuelve a los temas de la antigüedad mitológica. Nos lo presenta como si fuese un cuadro animado, lleno de espectáculo. Es una obra llena de movimiento y de ritmo.
-Éxtasis de Santa Teresa: La Santa situada sobre una nube en mármol más oscuro se presenta con el ropaje típico barroco, quebradizo, voluminoso, lleno de claroscuro, caída, en el mismo instante en que un ángel la acaba de dolor físico con el placer espiritual. Su rostro es todo un tratado de expresividad en el se aprecia la pérdida de conocimiento, ojos entrecerrados, labios entreabiertos. A su lado el ángel representado en forma humana, sólo lo diferencian dos alas plegadas. Se presenta vestido con la típica vestimenta barroca aunque menos voluminosa que la de la santa.


CARACTERÍSTICAS


-Piedra para esculturas exteriores, bronce, madera, mármoles para las interiores.
-Textura superficies grandes efectos de calidades y expresividad.
-Naturalismo
-Dinamismo, estructuras diagonales y líneas curvas sinuosas.
-Contrastes lumínicos.
-Temática variada: mitológica, religiosa, civil….
-Colores policromados, postizos y de los efectos tonales producidos por la luz.
-Buscan efectos de claroscuro, es decir, alternar zonas con más o con menos luz.
-Expresiones tensas y exageradas.


ALGUN OTRO AUTOR Y CITAR MAS OBRAS DE BERNINI